Unidad mínima

El proyecto responde a la necesidad de mejorar la calidad de un pequeño apartamento desarrollado en una superficie de 32 metros cuadrados al interior de un edificio de reciente construcción.
El espacio se transforma en un único ambiente donde la separación de las diferentes áreas está marcada por los elementos de decoración que no llegan hasta el techo, caracterizados por la ligereza y la permeabilidad obtenida mediante el uso de láminas microforadas y estantes porta objetos. Estos elementos enriquecen el entorno único sin alterar la continuidad espacial.
La vista puede atravesar todos los límites del perímetro de la habitación ligeramente filtrados por el elemento central. Un corte en el techo luminoso recorre todo el espacio actuando como un símbolo unificador.
Un mesón del mismo material utilizado en el piso, es tanto una mesa de trabajo de cocina como una mesa para compartir con amigos.
En una esquina hay una lámpara diseñada por el arquitecto y utilizada en otros proyectos.

ClientePrivado
UbicaciónResidencial
UbicaciónRoma
Año2011
Cronologiajunio2011 - septiembre 2011